Hermosas Criaturas, por Kami Garcia y Margaret Stohl

Imagina uno de esos pueblos del Sur de Estados Unidos que hemos visto tantas veces en las películas. Una sociedad clasista, anclada en el pasado, pendiente de todo lo que hace el vecino, tremendamente religiosa, llena de secretos, donde los recién llegados no son bien recibidos, y donde parece que vas a ver a Paul Newman con su sucia camiseta de tirantes en cualquier momento. Así es Gatlin, el pueblo de Carolina del Sur donde vive Ethan nuestro protagonista.

00000001626-1¡Sí! La historia la cuenta un chico, algo (casi) completamente nuevo. Aparte del libro no publicado por Stephenie Meyer y del cuento sobre Tobías, en los que conocíamos la misma historia vista desde la perspectiva masculina, hasta ahora la historia siempre la contaba “la chica”.

Ethan es hijo de escritores. Estudia segundo año en el instituto. Juega al baloncesto. Y sueña con terminar el colegio, para irse a estudiar a una universidad lo más lejos posible de su ciudad. Bueno, últimamente, también sueña con una chica a la que nunca ha visto, que le tiene muy intrigado. Vive con Amma, que ha cuidado de él toda la vida (y que en sus ratos libre prepara amuletos y lee el tarot a los vecinos) y con su padre. 00000001626-2Su madre murió unos meses atrás en un accidente de coche, algo que ha sumido a su padre en una profunda depresión. Encerrado en el estudio que compartían, escribe por las noches y duerme durante el día.

El mejor amigo de Ethan es Link. Es el hijo de una de esas típicas damas sureñas de pedigrí, una de las Hijas de la Revolución Americana, y uno de los pilares de la comunidad de Gatlin.

Pero a Gatlin ha llegado Lena. La sobrina de Macon Ravenwood, un personaje solitario que vive en la casa más antigua de la ciudad (aunque a las hijas de la revolución no les guste este dato) y al que nadie ha visto salir de su casa en los últimos años. Lena es huérfana, misteriosa y todo lo contrario a la típica animadora sureña. Nada de cotilleos, tacones, maquillaje, peinado perfecto y minifalda. Ah, también es la chica con la que Ethan ha estado soñando estos meses.

00000001626-3Como es de esperar Lena es lo último que las rancias madres de Gatlin querrían como novia de sus hijos o amiga de sus hijas, y se lo van a hacer ver con una auténtica campaña en su contra, encabezada por la madre de Link, que lo ha tomado como una cuestión personal.

Pero Lena tiene otras cosas de las que preocuparse. Su decimosexto cumpleaños esta a punto de llegar, y con él un drástico cambio en su vida. Y además está Ethan, que desobedece todas las normas escritas y no escritas por ser su amigo, su primer amigo. Y su primer amor.

La saga la componen cuatro libros: Hermosas criaturas, Hermosa oscuridad, Hermoso caos y Hermoso Final.

 

1 Comment

  • La escuela de Stephenie Meyer. | deamorybesos 2 octubre, 2014 at 3:51 pm

    […] entenderán aquellos que sólo hayan visto la película), que se cuenta en primera persona. En Hermosas Criaturas, chico inocentón, hijo único de familia monoparental, y al que le encanta leer conoce a chica […]

    Reply

Leave a Comment