La Saga Crepúsculo, del libro a la pantalla.

Dentro de unos meses se estrenará la primera parte de Amanecer. Y en poco mas de un año la Saga Crepúsculo verá el cartel de The End; si son listos lo pondrán, igual que hizo Stephenie Meyer al terminar el libro. Claro que, pensándolo bien, hay tantas cosas que la Meyer ha escrito que han olvidado reflejar en las películas y tantas que nadie sabe muy bien de dónde han salido…

Empezando por el título de los libros. “El crepúsculo, el momento más seguro del día para nosotros”; “Hasta que llegaste tú, mi vida era una noche sin luna”, o “Puedo luchar contra las nubes, pero no contra un eclipse” (o algo similar, las citas las he escrito de memoria)… No puedo creer que Catherine Hardwicke estuviera horas intentando reproducir la imagen de la portada y nadie se preocupara por introducir en el diálogo tan pocas palabras.

La directora de Crepúsculo se equivocó claramente. Eligió mal, ante todo, a la guionista. Melissa Rosenberg se ha cargado el espíritu de la historia, ha convertido a la inocente, sensible, emocional, tímida, insegura Bella en una chica irritante, insensible, insolente, incapaz de derramar una sola lagrima, aunque el amor de su vida le esté diciendo adiós para siempre. Alguien de quien Edward Cullen no se habría enamorado jamás.

Siempre he cargado contra Hardwicke. Y es que la suya es la adaptación más alejada de la historia original. (¿Cómo es posible que la autora no pusiera el grito en el cielo por lo que le estaban haciendo a su libro? ¿Perdió la cabeza sólo por un cameo?) Y también ella fue la que eligió un cast sin pies ni cabeza: Actores rubios para personajes morenos, morenos para rubios, chicas vulgares para interpretar la belleza más exquisita, bellezas deslumbrantes para asesinas nómadas, despiadadas y del montón, un bajito para un personaje que llega a medir dos metros y una chica sin expresión para alguien que ha de recorrer los sentimientos en todos sus matices.

El caso es que Chris Waitz y David Slade (directores de Luna Nueva y Eclipse, respectivamente) tampoco han ayudado mucho; en su favor hay que decir que han ido heredando lastre desde la primera película; sobre todo la guionista. No sé cuánta parte es culpa de ella, y cuánta de los directores, pero muchas cosas, sobre todo el personaje de Bella, se ha ido desvirtuando poco a poco, hasta llegar a la irreconocible protagonista de Eclipse (con su espantosa peluca).

Creo firmemente que los que hayan visto sólo las películas y no hayan leído los libros deben de tener un montón de dudas. Y muchos de los que sí hemos leído los cuatro libros estamos desencantados (por no decir indignados, que últimamente parece que significa otra cosa) por ver en lo que se ha convertido la historia.

Estas son algunas de mis cuestiones favoritas, pero hay muchas más…. (Es posible que incluso añada alguna posteriormente):

¿Para qué demonios se pone a cocinar toda la familia? ¿Cual era el plan, sentarse todos a la mesa a ver cómo la pobre chica se come un plato de spaghetti carbonara?

¿Cómo se enteró Victoria de los poderes de Edward, (si Laurent no conoció al Clan Denalli)?

¿Cómo puede Edward dejar sola a Bella, si en la ciudad están desapareciendo excursionistas atacados por extraños animales?

Después de varios meses muriendo de pena y añorando a Alice, ¿le pide que se vaya, cuando llevan juntas tan poco tiempo, para hablar a solas con Jacob?

¿Se pueden resumir 30 paginas con un “lo eres todo para mi”?

¿Qué razones van a dar para explicar que Jacob está escayolado?

Si también es su fiesta de graduación, ¿como es posible que llegue la última?

¿Por qué una madre no va a la graduación de su hija?

¿Porque se rompe una mano si pega a un lobo, y no si pega a otro?

¿A los vampiros les crece el pelo?

Y a pesar de todo, os puedo asegurar que estoy deseando que llegue el 18 de noviembre; que si hay maratón como en el anterior estreno iré, que veré la película varias veces en el cine (eso sí, siempre que pueda en VOS, que sólo me falta a todo esto, la tortura de los doblajes españoles, y que me perdonen los dobladores), que me compraré el DVD en cuanto salga, y que organizaré sesiones en casa, con esas amigas que están tan enganchadas a la saga como yo, y con las que he seguido el mismo ritual con las películas anteriores. La primera vez que vea Amanecer estaré tan emocionada que no me daré cuenta de nada, las siguientes empezaré a sacar defectos, y para cuando haya terminado de analizar, ya me habré acostumbrado, y sólo me quedará el consuelo de releer el libro, para recordar cómo es la historia de verdad… Y en Julio de 2012, otra vez.

1 Comment

  • Premiere de Harry Potter | deamorybesos 26 septiembre, 2014 at 12:22 pm

    […] las adaptaciones cinematográficas de los libros, sobre todo de los que me gustan. Sólo hace falta leer lo que escribí no hace mucho sobre la Saga Crepúsculo (sí, soy una rara avis, soy fan de Harry Potter y Edward […]

    Reply

Leave a Comment