Cazadores de Sombras.

Cassandra Clare es la responsable de un nuevo mundo habitado por Neifilim, Subterráneos y Mundanos, y por supuesto vampiros, hombres lobo, magos, hadas… Bienvenidos al universo de los Mortal instruments

Me costó. Me costó engancharme a esta historia de la que nunca había oído nada y que cayó en mis manos por casualidad, y además en inglés.

00000001396-1La pellirroja y sobreprotegida Clary y su mejor amigo Simon estaban en una discoteca en Nueva York, cuando ella ve a un grupo de chicos asesinar a otro. Lo más sorprendente de todo es que nadie ha visto nada. Literalmente. Pronto sabrá que ese chico no era exactamente humano, y que los que le mataron son un grupo de Neifilim.

¿Qué es un Neifilim? Hace mil años el ángel Raziel mezcló su sangre con los humanos, creando una nueva raza mestiza que nos protege de los demonios o, más propiamente dicho, los subterráneos. Gracias a las diferentes runas que tatúan en su piel o dibujan en cualquier objeto obtienen diferentes poderes, como la invisibilidad en aquella discoteca.

Entonces, si eran invisibles a los simples mundanos, ¿cómo es posible que Clary les viera? Ayudada por Simon y sus nuevos amigos va a descubrir un secreto que su madre y su “tío” Luke le han ocultado toda su vida.

Mientras desvela sus propios misterios, va a estrechar cada vez más su relación con los hermanos Lightwood, Isabelle, Alec, y Jace Wayland, al que adoptaron cuando tenía diez años, después de ver cómo su padre era asesinado por Valentine, (un carismático y radical néfilin que encabezó una revuelta que acabó en guerra civil, y al que todo el mundo cree muerto), en el hogar de los neifilin, un país del que los humanos, por supuesto, no han oido nunca hablar, y cuya capital se llama (pásmense) Alicante.

00000001396-2Pero los acontecimientos se van sucediendo. A Nueva York están llegando una serie de demonios, la madre de Clary ha desaparecido, los Instrumentos Mortales, (las reliquias más sagradas y peligrosas que el Ángel legó a los neifilin), están en peligro, y con ellos toda la humanidad. Así que Clary, Simon, Jace, los Lightwood, Luke y Magnus (un atractivo brujo gay), con la ayuda (o no), de vampiros, hombres-lobo, hadas, y otros seres fantásticos, van a tener que pasar por una serie de aventuras (también amorosas) para salvar al mundo. (No deja de sorprender que Stephenie Meyer recomiende estos libros, salpicados de relaciones homosexuales, e incluso incestuosas -acordaos de mi en el momento Luke, y no precisamente el del libro. Y hasta ahí puedo leer-)

Todo ello a lo largo de tres libros: Ciudad de Hueso, Ciudad de Ceniza y Ciudad de Cristal.

Me costó al principio, pero cuando me enganché no lo podía dejar.

Pero es que la historia continúa. La saga se compone de dos trilogías, la segunda, que comienza donde acabó el tercer libro, con Ciudad de los Ángeles caídos (yo creía que no quedaba más por contar, puesto que la primera tiene un final, aparentemente cerrado), y Ciudad de las almas perdidas, no se verá concluida hasta Septiembre con Ciudad de fuego celestial.

00000001396-3Pero es que también se ha publicado una precuela, Los orígenes: El ángel mecánico, El príncipe mecánico y La princesa mecánica y un un spin-off basado en Magnus Bane, The Bane Chronicles

¡Ah! Y por supuesto la adaptación cinematográfica, que tuvo un éxito moderado, debido en parte a la pésima adaptación, con Lily Collins (la Blancanieves de Julia Roberts) como Clary, Jamie Campbell-Bower (uno de los Vulturi de la Saga Crepúsculo, y el Grindelwald joven de Harry Potter) como Jace, y Jonathan Rhys Meyers como Valentine, de la cual se ha prometido una segunda película, que no tiene fecha de rodaje aún.

 

2 Comments

Leave a Comment