La vida de Sarah Thornhill, de Kate Grenville

Llego “virgen” a leer este libro, que, luego, he descubierto, es parte de una saga basada en los Thornhill, la familia de la que Sarah es la hija pequeña.

Dos cosas me sorprenden de esta historia. Al estar contado en primera persona, y ser Dolly (o Sarah) prácticamente analfabeta, comete errores gramaticales como poner el “yo” delante, cambiar el orden de “me” y “se”, y otras barbaridades que hacen daño a la vista, sin nota de la traductora que indique la razón. Es esta una herramienta usada por los escritores, (sin ser en este caso tan llamativo como en Corazón de Fuego, en el que se hacía incluso difícil leer), echa por tierra la teoría de si lees mucho, no cometeras faltas de ortografía, que siempre he llevado por bandera (aunque yo cometa faltas, más a menudo de lo que quisiera).

La otra característica del libro es que no hay diálogos. Bueno, sí los hay, pero todos contados por boca de la protagonista. En ocasiones puede resultar algo confuso, pero, sin embargo, me ha llamado la atención agradablemente.

Resultado de imagen de La vida de Sarah Thornhill, de Kate Grenville

Sarah Thornhill nos contará la historia de su primer amor, de su matrimonio, de las relaciones con su familia, incluso de algunos miembros hasta el momento desconocidos de su parentela.

Es un libro de pocas páginas, que llega sólo a abarcar la juventud de la protagonista, puesto que acaba cuando ella tiene veinticuatro años, y mi ignorancia en cuanto a la saga se refiere, me impide conocer si todo concluye ahí. Pero prometo leer el resto de los libros, y contaros algo más

 

No Comments

Leave a Comment