Estas adolescentes malas, no me convencen…

Ray Loriga y Lauren Kate nos presentan a un par de adolescentes dispuestas a lo que sea con tal de alcanzar sus metas.

Os voy a ser sincera. Me ha costado ponerme a escribir sobre El Bebedor de lágrimas, el libro con el que “Ray Loriga se adentra en el mundo cross-over, en la saga literaria más ambiciosa de todos los tiempos” (SIC), según la nota de prensa de Alfaguara.

Y está claro que la editorial apuesta por esta obra, sólo hay que ver la presentación, elegante y cara.

Alabado por la crítica, como escritor, que le ha llegado a comparar con Carver o Bukowski, y como director de cine, Loriga es uno de esos fenómenos que nunca he entendido. No soy precisamente fan de sus libros, ni de sus películas.

Aún así, hice tábula rasa y me propuse leer el libro sin tener en cuanta a su autor, puesto que la temática de amor joven y misterio suele atraerme.

Resultado de imagen de El Bebedor de lágrimas

No sé qué opinaran los jóvenes a los que va dirigido el libro, pero, para mi gusto (ávida lectora de literatura juvenil) es una historia de personajes imposibles, (y no me refiero a los fantasmas, si no a los vivos), cuyo argumento, sin ser malo, no consiguió engancharme, escrito de la manera más pedante que he conocido. No hace falta ser tan simple como Stephenie Meyer (de cuyos libros todo el mundo sabe ya que soy fan, aunque muchos no se lo expliquen), pero tampoco creo necesario ser tan profundo.

Adela, una joven de un pequeño pueblo del interior de USA consigue una beca para una prestigiosa Universidad, de las de rancio abolengo, con leyenda y fantasma incluidos. Allí conocerá a Laura, otra estudiante cosmopolita y alegre, (y algo misteriosa) que la toma como protegida.

Por algún motivo el fantasma de Lawrence, (que vaga desde hace años por el campus, desde que intentó recuperar su novia y su honor, y se dejó la vida, que no el alma en ello) va a sentirse irresistiblemente atraído por Adela. Y esto va a crear un montón de problemas a cualquier chico que decida acercarse a ella.

Es el primer tomo de una trilogía. A pesar de todo, estoy intrigada en saber qué pasará con este trío de personajes y el mundo que les rodea.

Otro cantar es La traición de Natalie Hargrove, de Lauren Kate, la autora de la saga Fallen (Oscuros).

Con una portada digna de la mismísima Danielle Steel, esperaba encontrar una empalagosa historia de amores adolescentes. Y mi sorpresa fue cuando me encontré con la vida de Natalie Hargrove, una guapísima joven dispuesta a lo que sea para ser nombrada reina del baile, y, sobre todo, para que nadie conozca su oscuro pasado.

Así que a pesar de su madre (que está apunto de casarse -otra vez-, ahora con el adinerado dueño de la mejor floristería de la zona, un paso más en su escalada hacia la cima de la zona rica del pueblo), los sms de su padre recién excarcelado, y con la ayuda casi involuntaria de su novio, por supuesto, el más guapo del colegio, y de la mejor familia, pasará sobre todo y todos para alcanzar su objetivo. Aunque las cosas se tuerzan cada vez más.

No Comments

Leave a Comment