Una vikinga entre asiáticos

ociozine

Katheryn Winnick, a la que muchos conoceréis como la incomparable Lagertha, de Vikings, no sólo es una mujer espectacular, una actriz bastante aceptable, que dirige y produce series. Además es cinturón negro de karate y tercer dan de taekwondo.

Y en Wu Assassins, su nueva serie, ejerce de todo ello. Protagoniza, produce, dirige uno de los episodios, y también reparte a diestro y siniestro, sexy como quiere.

Junto a ella, un cast de actores asiáticos, encabezado por Iko Uwais, Lin Ju Li, Lawrence Kao, Byron Mann (qué voz) y Lewis Tan (qué estatura y qué cuerpazo), entre otros.

Todo ellos en una historia de artes marciales y fantasía, en la que Kai Jin, que es un simple chef, de la noche a la mañana se va a convertir en un personaje legendario, un Wu Assassin, un luchador justiciero que tiene que matar a los Wu, unos villanos asociados a los elementos. Para ello va a contar con la ayuda de una guía «espiritual» un poco insufrible, el conocimiento de sus antecesores, y la posibilidad de cambiar su aspecto físico para desviar las sospechas hacia su persona.

También tendrá la ayuda de los hermanos Wah, Jenny y Tommy y De Lu Xin, sus amigos más antiguos y queridos, casi hermanos y de KG, una policía que trabaja encubierta, investigando a Uncle Six, el jefe de la mafia china (que, además es el padre de Kai Jin) y a McCullough su más directo rival.

Coreografías perfectas en luchas de filigrana, mucha sangre, música de rap, gente guapa (lo siento, Lewis Tan me pierde), y una historia bastante entretenida, en diez episodios que se ven del tirón. En Netflix.

Publicado en Tribuna de Ávila

¡Maggie is back!

¡Y ganó Juego de Tonos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te pueden interesar

A %d blogueros les gusta esto: