Repetidas

En las series y las películas siempre nos ha gustado el recurso de los gemelos. Desde Pili y Mili, pasando por Zach y Cody, las niñas de El Resplandor, los hermanos Wesley. O los gemelos Scott, y sus reformas. Y no olvidemos a los mellizos Skywalker, por supuesto.

También están todos esos papeles en los que un solo actor, interpreta varios personajes, como en Blindspot, Friends, The Deuce, Arrested Development, Érase una vez, Jane the Virgin, La Red Social, o Tú a Boston (o Londres) y yo a California. También ha habido ocasiones en los que un mismo personaje ha interpretado a más de uno y más de dos, como las trillizas, de Héroes o The Gifted.

Pero Tatiana Maslany se lleva el récord, en la magnífica serie Orphan Black. Imagina que estás en un anden de una estación, y, de repente, encuentras a una persona idéntica a ti, pero idéntica, que en ese momento se tira a la vía, al paso del tren, y muere.

Tú que eres adoptada, que naciste en otro país, que no sabes nada de tu pasado, y que tienes un presente bastante negro, (vives de pequeños o grandes delitos, tienes un novio maltratador, y una hija que no te dejan ver) decides investigar lo sucedido.

Y cuando te quieres dar cuenta, te has organizado para que la gente crea (todos menos tu hermano gay, que tiene tendencia a la promiscuidad pagada), que la que ha muerto eres tú, y así crearte una nueva identidad, y un nuevo futuro. Claro que si la persona por la que haces pasar, acaba de suicidarse, lo lógico es que su vida no fuera tampoco un lecho de rosas.

Aún así, vas a tu nueva casa, y descubres a tu “nuevo” novio, guapísimo, y decides aprovechar la ocasión, y mantener relaciones sexuales con él, que está encantado, y no sospecha demasiado, puesto que tu has pasado por una mala racha (no olvidemos que te has tirado al tren, muy bien de la cabeza no debías de estar.)

Pero la cosa no acaba ahí. De repente te vas a encontrar con una alemana, con la que tu otro yo había quedado, que resulta ser ¡idéntica a ti!. Y mientras intentas descubrir qué está pasando, alguien le pega un tiro. Y ¡lo has adivinado! también es igual que tu. Veamos ya van cuatro.

Pero, es que, mientras, vas a conocer a otras dos. Una es una Soccer Mom (que es como llaman los americanos a las madres que se encargan de llevar a sus hijos a los entrenamientos de fútbol, con todo lo que ello conlleva), y la otra una investigadora universitaria, especialista en genética, claro. Mientras tú, que aún te estás haciendo pasar por aquella que murió, tienes que actuar como policía, que era su profesión, mientras intentas descubrir qué está pasando.

¿Os habéis hecho ya un lío? Pues esto es solo el principio, la primera temporada de Orhan Black, serie de cinco temporadas, ya finalizada, que podéis ver del tirón (eso que llaman binge watching) en Netflix. Tiene un porrón de premios y nominaciones, entre ellos un Emmy a su protagonista Tatiana Maslany, que interpreta a todos los clones (porque a estas alturas ya os lo habréis figurado), de una manera impecable, de forma que nunca tienes duda de qué personaje es cuál, aunque la cara y la voz sean las mismas. Muy recomendable.

Publicado en Tribuna de Ávila

No Comments

Leave a Comment