Llama al 911

Una nueva serie protagonizada por el equipo de emergencias de Los Angeles llega a nuestras pantallas.

Y os preguntaréis ¿otra? ¿Qué tiene de especial para verla? Bueno, yo os voy a contar los hechos lo más objetivamente posible, y vosotros ya decidís.

Empecemos por los creadores de la serie. Son Ryan Murphy y Brad Falchuck. De Murphy os hablé hace mucho tiempo, es el responsable del término “Ryan Murphy effect” que los americanos acuñaron y que se refiere a esos guionistas cuyas series tienen unas temporadas iniciales memorables, pero que, en seguida se aburren, y empiezan un nuevo proyecto, mientras la calidad de sus obras en antena cae en picado. Falchuck es el actual prometido de Gwyneth Paltrow, a la que conoció en Glee, mientras interpretaba a Holly Hollyday, una profesora suplente con poco sentido de la respnsabilidad y una voz inesperada.

Murphy, (con o sin Falchuck a su lado) es el responsable de Glee, Nip/Tuck, American Horror Story, Feud, o American Crime Story, la serie de moda, que, hasta ahora, ha recreado dos de los crímenes más famosos de USA: el caso de OJ Simpson, con Cuba Gooding Jr, Sterling K. Brown (el actor del momento, ganador de sendos Emmys consecutivos por su papel en esta y en This Is Us), Sarah Paulson, John Travolta, Annette Bening, Matthew  Broderick, o David Schwimmer, el Ross de Friends, como el abogado Robert Kardashian (sí, el padre de las Kardashian).

En la actualidad se emite en USA (y pronto en Antena 3) la temporada dedicada al asesinato de Gianni Versace, con un Darren Criss (uno de mis actores-cantantes favoritos desde su época en Glee) que se ha ganado el favor de la crítica y el público con su interpretación del asesino del diseñador, junto a Ricky Martin, y nuestra Penélope Cruz en el papel de Donatella.

Seguimos con los protagonistas de 911. Las estrellas son dos actrices muy reconocidas. Por un lado está Angela Bassett, aquella que nos ganó con su magnifica interpretación en el papel de Tina Turner, allá a principios de los noventa, y que no ha parado desde entonces (actualmente en cartel Black Panther). Bassett es Athena Grant, casada y con dos hijos, acaba de descubrir que su marido es gay, (Murphy es uno de los mayores activistas LGBT, una de sus señas de identidad en sus historias).

La otra protagonista femenina es Connie Britton, a la que conocimos en Nashville (una de esas series de ida y vuelta, que fue cancelada por un canal, y revivida por otro por una temporada más); interpreta a Abby Clark, que vive con su madre enferma de Alzheimer, y cuyo difícil trabajo es responder a las llamadas al 911 (nuestro 112), filtrar las verdaderas emergencias, de falsas alarmas, y en muchas ocasiones, su labor resulta tan vital como la de los efectivos que acuden a la llamada.

El cast se completa con los bomberos Bobby Nash (interpretado por Peter Krause, cuyo papel más destacado fue el de el hermano mayor de A dos metros bajo tierra), Buck Buckley (Oliver Stark, el Ryder de Into the Badlands), o Chimney Han (Kenneth Choi ha participado en prácticamente todas las producciones de Murphy) entre otros.

El argumento es el esperado, cómo el equipo de emergencias trata por llegar a tiempo a la llamada, mientras conocemos sus vidas personales, generalmente bastante dramáticas; es la versión comprimida de la franquicia de Chicagos (Fire, PD, y Med, que, por fin, llega a nuestras pantallas de la mano de TNT). Si os gustan las series del género, estáis de enhorabuena. Se emite en Fox Life.

Publicado en Tribuna de Ávila.

No Comments

Leave a Comment