Indestructible

Antes que nada quiero dar las GRACIAS desde este sofá de Ikea donde me tumbo (podría decir que me siento, pero sería mentira) a ver series, porque así, a lo tonto, cumplimos, vosotros y yo, nuestro primer año juntos. Quién me lo iba a decir a mi, la noche que conocí a la directora de Tribuna de Ávila, (la misma noche que se gestó este blog, heredero del Ociozine que muchos conocisteis) que, un año después, mi vida iba a ser tan distinta. Y todo gracias a un Novio Perfecto. (No intentéis entenderlo, no lo puedo explicar). Gracias por vuestras visitas y por vuestros comentarios que, dicho sea de paso, podrían ser más. No tengáis miedo; si algo no os gusta, decídmelo, que no me voy a enfadar. Y si os gusta también.

Vamos al grano, antes de que me ponga más ñoña que de costumbre. No os preocupéis, no os voy a “spoilear” con el primer episodio de la séptima temporada de The Walking Dead, porque, lo creáis o no, aún no lo he visto. Intento evitar todo y a todos, (buenos amigos incluidos, a los que tengo bloqueados en facebook hasta que pase el peligro). No está dando el resultado que yo esperaba.

Pero lo importante es la serie de esta semana. Continuamos con las novedades de la nueva temporada. Hoy le toca el turno al indestructible Luke Cage. Ya conocimos al bueno de Luke en Jessica Jones, (con la que tuvo una tórrida aventura), y nos quedamos con ganas de saber más. Tantas ganas que, el día de su estreno en Netflix, (que como sabéis tiene disponibles sus series de producción propia por temporadas completas, para verlas cuando mejor te convenga, por episodios, o del tirón) la plataforma se colgó, debido al volumen de visitas. Pero eso fue el primer día. Vosotros lo podéis ver sin problema.

Luke Cage también tiene poderes. Es indestructible y posee una fuerza extraordinaria. Aunque, después de todo lo que pasó con Jessica (antes y después de conocerla), prefiere permanecer en el anonimato. Sobrevive gracias al pluriempleo, (al estilo Alberto Closas en La Gran Familia). De día limpia el local de Pop el barbero, el mejor tipo de Harlem, conocido por su honradez y gran corazón, y de noche friega platos en el local de Cornell ‘Cottonmouth’ Stokes, el gangster del barrio, indeseable, corrupto, y con las manos sucias de sangre.

Los acontecimientos se van a suceder demasiado deprisa. Uno de los camareros del club de Cottonmouth decide dar un golpe a su jefe, robándole el dinero de una operación de venta de armas, a otro mafioso (latino y rival). Lo va a hacer acompañado de dos amigos. Uno de ellos, trabaja en el local de Pop. El dinero que han robado estaba destinado a cubrir el problemilla que tiene Mariah Dillard, una poderosa política, que “extravió” el que sus seguidores donaron para la financiación de su campaña, y que ahora necesita efectivo urgentemente. Casualmente, Mariah es prima hermana de Cornell. Para que todo termine de embrollarse, Luke, que va a sustituir al camarero la noche del golpe, conoce a una chica, con la que (después de mucho tiempo de no querer saber nada de ninguna mujer, y eso que ofertas no le han faltado) va a ponerse al día. Pero claro, no es una chica cualquiera, es la detective que se va a encargar del caso que resultará de todo este embrollo.

Y todo ello en el inglés más negro que hayáis escuchado nunca. Afortunadamente existen los subtítulos, porque, si no, sería incapaz de entender una sola palabra de lo que dicen. Y, como no podía ser menos, acompañado del mejor R&B actual. Para eso está el local de Cottonmouth, donde actúan grandes estrellas, a cada cual más conocida, sobre todo en el mercado americano.

Pero voy a destacar a una sobre todas. Faith Evans. Os doy un brevísimo apunte de su biografía. Estuvo casada con Notorious B.I.G., rapero asesinado en 1997, al que ella y (el que entonces se llamaba) Puff Daddy dedicaron I’ll Be Missing You, aquella famosísima versión del Every Breath You Take de The Police, que lanzo a Sean como-quiera-que-se-llame-ahora Combs, al estrellato mundial. Y el hecho de destacar su actuación de entre todas, es porque Cornell Cottonmouth es un gran fan del fallecido rapero, cuya foto preside su despacho, y que protagoniza una de mis escenas favoritas de la serie. (Es el vídeo que acompaña este post. Está en inglés y sin subtitular, así que lo mejor es que veáis la serie, para entenderla en su contexto)

Pues bien. Ya conocemos a Daredevil, a Jessica Jones y a Luke Cage. Solo queda Ironfist, para el año que viene, y ya tendremos un nuevo equipo de superhéroes, Defenders, que llegarán después. Justo para protagonizar su propia serie. Y, además, para participar en el mayor crossover de la historia del cine y la televisión, con la nueva aventura de los Vengadores, pero eso es otro cantar.

No Comments

Leave a Comment