Estás castigado

No lo voy a negar. Creo que lo están haciendo muy bien los responsables de las series Marvel/Netflix de las que ya os he venido hablando en los últimos dos años. Una ha ido presentando a la siguiente, argumentalmente o mediante personajes. La primera temporada de Daredevil nos trajo “sólo” a Claire la enfermera que ha sido fundamental en el desarrollo del resto de las historias. Jessica Jones nos trajo a Luke Cage, y Daredevil, en la segunda entrega nos adelantó, por un lado la trama de Iron Fist, y de los Defenders,y por otro nos trajo a un malo, que a lo mejor no lo es tanto, como es Punisher o El Castigador (no me gusta mucho la traducción, pero es lo que hay)

Punisher es el quinto (no hay quinto malo, dicen) de los personajes que han obtenido su propia serie, y con él, ha vuelto la oscuridad, han vuelto los silencios, y la violencia. Después de haber acabado con todos los responsables de la muerte de su familia, Frank Castle se ha cambiado de nombre y se ha creado una nueva vida, en la que trabaja como obrero de la construcción, y no habla con nadie, excepto su consejero (y antiguo compañero en el ejército), en las reuniones de víctimas de estrés post-traumático. Derriba muros un un mazo, algo que le ayuda a canalizar su violencia, y en ocasiones hace horas extra, algo que no termina de gustar a sus compañeros.

En todas partes hay “bullies”, y en la obra en la que Frank trabaja no iban a ser menos. La imagen que ofrece (le llaman retrasado), y el hecho de trabajar más que los demás, y que les hace quedar como vagos, propicia el acoso que sufre por un grupo de trabajadores, que le insultan y provocan. No saben a quién se están enfrentando.

Curiosamente, esta panda, además se dedica a hacer “trabajitos” extra, no precisamente legales, que les permite pagarse ciertos caprichos, como coches deportivos o deudas con prestamistas. Todo se tuerce cuando uno de ellos se lesiona en la obra, y deciden reclutar en su lugar a un joven torpe y simpático, que trabaja con ellos, y que además se ha ganado cierta simpatía (si es que se puede llamar así) de Castle. Lógicamente el golpe sale mal, y será el pobre chico quien deba pagar el pato. Pero, Punisher está de vuelta. 

Oscura y violenta, (¿qué esperábais?) cuenta en su cast con uno de los fijos de los ochenta, C. Thomas Howell (ET, Rebeldes, Admiradora Secreta… ¿Lo recordáis?), que se ha vuelto a poner de moda, y al que podemos ver también en Seal Team. Imprescindible para la continuidad temporal de la saga.

Publicado en Tribuna de Ávila

No Comments

Leave a Comment