Estás castigado

No lo voy a negar. Creo que lo están haciendo muy bien los responsables de las series Marvel/Netflix de las que ya os he venido hablando en los últimos dos años. Una ha ido presentando a la siguiente, argumentalmente o mediante personajes. La primera temporada de Daredevil nos trajo “sólo” a Claire la enfermera que ha sido fundamental en el desarrollo del resto de las historias. Jessica Jones nos trajo a Luke Cage, y Daredevil, en la segunda entrega nos adelantó, por un lado la trama de Iron Fist, y de los Defenders,y por otro nos trajo a un malo, que a lo mejor no lo es tanto, como es Punisher o El Castigador (no me gusta mucho la traducción, pero es lo que hay)

Punisher es el quinto (no hay quinto malo, dicen) de los personajes que han obtenido su propia serie, y con él, ha vuelto la oscuridad, han vuelto los silencios, y la violencia. Después de haber acabado con todos los responsables de la muerte de su familia, Frank Castle se ha cambiado de nombre y se ha creado una nueva vida, en la que trabaja como obrero de la construcción, y no habla con nadie, excepto su consejero (y antiguo compañero en el ejército), en las reuniones de víctimas de estrés post-traumático. Derriba muros un un mazo, algo que le ayuda a canalizar su violencia, y en ocasiones hace horas extra, algo que no termina de gustar a sus compañeros.

En todas partes hay “bullies”, y en la obra en la que Frank trabaja no iban a ser menos. La imagen que ofrece (le llaman retrasado), y el hecho de trabajar más que los demás, y que les hace quedar como vagos, propicia el acoso que sufre por un grupo de trabajadores, que le insultan y provocan. No saben a quién se están enfrentando.

Curiosamente, esta panda, además se dedica a hacer “trabajitos” extra, no precisamente legales, que les permite pagarse ciertos caprichos, como coches deportivos o deudas con prestamistas. Todo se tuerce cuando uno de ellos se lesiona en la obra, y deciden reclutar en su lugar a un joven torpe y simpático, que trabaja con ellos, y que además se ha ganado cierta simpatía (si es que se puede llamar así) de Castle. Lógicamente el golpe sale mal, y será el pobre chico quien deba pagar el pato. Pero, Punisher está de vuelta. 

Oscura y violenta, (¿qué esperábais?) cuenta en su cast con uno de los fijos de los ochenta, C. Thomas Howell (ET, Rebeldes, Admiradora Secreta… ¿Lo recordáis?), que se ha vuelto a poner de moda, y al que podemos ver también en Seal Team. Imprescindible para la continuidad temporal de la saga.

Publicado en Tribuna de Ávila

¡Maggie is back!

¡Y ganó Juego de Tonos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te pueden interesar

A %d blogueros les gusta esto: