Atrapa la luna, de Sarah Dessen

Ay, yo quiero ser Kiki Sparks, y tener la capacidad y la fuerza de voluntad de perder un montón de kilos, abandonar el chocolate y la comida basura y convertirme en la reina del aerobic. Y además forrarme con ello.

Porque Kiki, y su hija Colie eran gordas, muy gordas. Viajaban por todo el país viviendo mal y comiendo sopa de ketchup, que era para lo único que les llegaba el presupuesto. El destino llevó a Kiki a trabajar en un gimnasio, y ahí empezó la leyenda. Ahora las dos son delgadas y atractivas. Pero Colie no se siente así. Sufre acoso en el colegio, y es muy desgraciada y desconfiada.

Así que cuando Colie llega a pasar el verano con su extravagante tía, y empieza a hacer amigos, se siente rara. Le falta mucho para conseguir la seguridad necesaria para afrontar el resto de su vida. Pero sus nuevos amigos pueden ayudar.

Resultado de imagen de Atrapa la luna, de Sarah Dessen

Sarah Dessen tiene una actitud positiva que me encanta. Ya me atrapó con su primera novela, Una canción para ti (que ha desaparecido de mi biblioteca misteriosamente), y con esta vuelve a infundir ánimos a todas esas chicas cuya adolescencia, a veces puede ser un infierno. Y a las demás también, que buena falta nos hace en estos tiempos.

 

1 Comment

  • Te vas sin decir adios, de Sarah Dessen. | deamorybesos 23 septiembre, 2014 at 9:43 am

    […] vicisitudes, terminan bien. Leyendo este libro o alguno de los anteriores (Una canción para ti o Atrapa la luna) me siento como si estuviera viendo Admiradora secreta (qué guapo era C. Thomas Howell, y qué […]

    Reply

Leave a Comment