Spandau Ballet, 30 años de amor.

Yo sólo soy fiel a mi marido, a mi club de fútbol (del cual, como siempre, no diré el nombre, porque aquí no hablo de esas cosas) y a Spandau Ballet. Han pasado 30 años, y me siguen gustando tanto como el primer día. O más.

spandau-ballet1No recuerdo la fecha exacta en que me empezaron a gustar. Pero sí que con doce o trece años cuando llamaba por teléfono y comunicaba (¿os acordais de cuando llamábamos a la casa de los amigos?) yo siempre cantaba Communciation let me down, na na na na…

Un día les vi en la tele, y sumé dos más dos. Aquellos chicos tan guapos, cuyo cantante era igual que mi amor de ese momento, eran los que cantaban esas canciones que me gustaban tanto. Y hasta hoy.

1927789_49755475778_2776_nTardé mucho en verles tocar en directo, pero tuve la suerte de “conocerles” en la grabación de un Tocata (que levante la mano quien se acuerde de aquel programa). Utilicé mis enchufes y el hecho de conocer perfectamente los pasillos de Prado del Rey, para que me presentaran a Tony Hadley (al cual apenas fui capaz de decir mi nombre, colorada y temblorosa), y que todos me firmaran un autógrafo. No fue hasta muchos años después cuando aprendí (gracias a mi amiga Mariola Pérez) a llevar siempre una cámara de fotos en el bolso. En mi defensa diré que tenía sólo quince años, y me faltaba algo de experiencia.

Después tocaron en Madrid, aquel famoso concierto en el Rockódromo, al que parece que fue todo el mundo menos yo. Obligaciones materno-filiales me lo impidieron. Cómo lloré. Pero tenía una segunda oportunidad. A los pocos días, coincidiendo con mi cumpleaños, tocaban en Barcelona. Aún recuerdo la respuesta de mi prima, que era la única persona con la que podía ir. Ya tenía entradas para ver a Duran Duran, y no pensaba ir a ver un concierto de Spandau Ballet, que eran “prácticamente lo mismo”.  Estuve meses sin dirigirle la palabra.

2015-03-15 13.28.26La siguiente vez que tocaron en Madrid, fue, por fin, la definitiva. Aunque también hubo un pequeño “drama”. Yo salía entonces con un chico, y supuse que querría venir conmigo. ¡Si es que tocaban el día de San Valentín! Me dijo que qué pensarían sus amigos si le veían en un concierto de Spandau Ballet. Así que fui con uno de sus amigos. (La relación no duró mucho más…)

Y después de aquella gira,  la nada. El grupo se separó, se peleó, juró que nunca volverían a tocar juntos. Cada uno de ellos, continuó con sus carreras en solitario. Los Kemp dedicados al cine y la TV (para quien no lo sepa, Gary es el mánager de Whitney Houston en El Guardaespaldas). Steve (el hombre más sexy del pop mundial,  y punto) se vino a Ibiza y se dedicó al Chill Out. Tony hizo muchísimas cosas, en solitario algunas, otras con John y Steve. Grabó discos, y participó en diferentes giras de varios artistas. Entre ellas la Heineken Night of the Proms, con Joe Cocker y la cantante de Vaya con Dios. Y ahí estaba yo. Con mi marido, que en lo que se refiere a Spandau Ballet, me consiente mucho, llorando de emoción y tristeza a la vez, porque le veía, pero nunca volvería a verles juntos.

Pasaron los años. Un día llegó un mail de la web de Spandau Ballet: permaneced atentos, tenemos grandes noticias. Rueda de prensa próximamente. Ay, qué nervios. ¿Será que se reúnen? Imposible. Pero, ¿y si no fuera imposible? Y no lo era.

DOCU_GRUPODesde el HMS Belfast, donde dieron su primer concierto anunciaron el milagro. Se reunían y las entradas se ponían a la venta en ese mismo momento. Veinte minutos tardaron en agotarse. (Como no son U2, no fue noticia) Pero para enotnces yo tenía las mías. Tres. Para mi, mi marido, y mi hijo de siete años, en el que sería su primer gran concierto. (No es su tipo de música, él ha salido un poco más rockero, pero un concierto como ese en el O2 de Londres, es una experiencia para vivir).

Al poco de volver de Londres, anunciaron que traerían la gira también a España. ¿Adivináis quién fue al concierto en Vistalegre?Exacto, Yo. Esta vez fui con mi amigos porque mi marido dijo que por él ya estaba bien. Después de verles en un O2 abarrotado, con un sonido impecable, verles en el paraíso del sonido horrible, con sólo media entrada me dio muchísima tristeza.

SOULBOYS_3DISC_FRONTPero es que la cosa no queda ahí. DEspués de cinco años, el lanzamiento del documental Soul Boys of the Western World, la historia del grupo, les ha vuelto a poner en la carretera. Otra vez gira mundial. Se anuncian fechas en UK, Irlanda, USA (después de 30 años), Alemania, Italia… España se queda fuera, supongo que por el mal resultado de público de la anterior gira.  Y yo en crisis, mecachis…

Pero los amigos da igual que estén lejos, siempre son amigos. Y mis amigos Juan y Mila me han invitado al concierto de Londres. Solo faltan tres días. Y estoy tan nerviosa como aquel día en la grabación de Tocata.

Pero, como siempre, la cosa no queda ahí. Ahora van y anuncian concierto en Madrid. A ver cómo le digo yo a mi marido, que también quiero ir.  Me queda un consuelo. El concierto es en junio, mi cumpleaños en mayo. ¿Sabéis lo que quiero de regalo? Una pista, las entradas están a la venta en Ticketmaster.

Y para que veáis por qué me gusta tanto Steve Norman, os dejo esta canción, (la primera que no escribió Gary Kemp), cantada por él mismo, y que es la razón del nick por el que muchos me conocéis.

 

 

 

 

 

 

No Comments

Leave a Comment