Parejas en serie. Episodio 2.

Continúa el especial San Valentín, de artículos con las mejores parejas de las series de televisión.

¿Ah, que queríais más? Aquí tenéis el resto de las parejas de mis series favoritas. ¿Creéis que me he dejado alguna?

Alerta de spoilers.

#Malec. Magnus Bane & Alec Lightwood. (Shadowhunters)

Los que me conocen saben que mi mantra es “la adaptación no puede ser igual al libro”. Y, parece que los guionistas de los Shadowhunters lo han abrazado, y han ido al infinito, y más allá. Aunque parece que es la moda, como en The Walkind Dead o Juego de Tronos. El caso, es que Shadowhunters no sólo se parece cada vez menos al libro, sino que además es, simplemente, mala.

¿Que por qué la veo? Eso mismo me pregunto yo cada semana. Bueno, al menos sé que tengo dos razones de peso. Mattew Daddario (que no puede ser peor actor, pero se le acaba perdonando) y Harry Shum, al que adoro desde la época de Glee. Tampoco es que sea un gran actor, pero en cuanto baila, te enamora. Bueno, y en cuanto enseña los abdominales (que se lo pregunten a Tina Cohen-Chang). Tiene gracia que unos actores heterosexuales, hayan creado una pareja homosexual, que resulta lo más creíble de toda una serie de increíbles desastres. Y por increíble no me refiero a los nefilims y los demonios. 

#Olicity. Oliver Queen y Felicity Smoak. (Arrow)

Olicity y yo tenemos un problema. En realidad a mi quien me gusta para Oliver es Sara Lance. pero ha quedado claro que los guionistas no quieren que tenga más parejas masculinas por el momento. Yo voto por Sara y Alex Danvers (la hermana de Supergirl) como pareja, ya. 

Felicity Smoak fue un personaje creado para un par de episodios, y ahí la tenéis. La reina de Saba. Al principio ella suspiraba por Oliver, mientras él se tiraba medio Stirling City, (Sara incluida), pero los fans habían decidido que hacían buena pareja. Y los guionistas les escucharon (me pregunto, porqué nunca me escuchan a mi). Así que Oliver se enamoró de Felicity, contra todo pronóstico, y al principio todo iba bien. Con ese tira y afloja que requieren estas historias. Y, de repente, alguien decide que Felicity tome el mando (y la hace excesivamente graciosa). Y Oliver Queen, que es el mayor playboy a este lado del Pecos, (cosa que se puede permitir, con esos ojos y esos abdominales), y, además, es Geen Arrow, se deja manejar, como un perrillo. No lo entiendo. El caso es que cada vez que se besan saltan chispas en la pantalla, así que habrá que dejarse llevar, ahora que ha pasado a ser Ms. Queen. Pero a mi, a veces, me dan ganas de enviarla a Earth X.

#Richonne. Rick Grimes & Michonne (The Walking Dead)

Yo, con este instinto romántico que me caracteriza, he de decir que estos dos me pillaron por sorpresa. Supongo que estaba tan pendiente de que no se los comieran, que cuando Rick le dio a Michonne el paquete de caramelos de menta, se me puso la carne de gallina. 

Me alegro de que estén juntos, a pesar de todo lo que pasa a su alrededor, porque ahora tendrán que ser el apoyo que van a necesitar los dos, sobre todo Rick, cuando muera Carl (el hiatus, se me está haciendo eterno). Y, virgencita que me quede como estoy, porque como se carguen a Michonne o a Daryl o a Carol (estos dos ¿se van a besar alguna vez?), a mi me da algo. Por cierto, que siempre estoy hablando de abdominales, y de hombres guapos, y en esta ocasión, voy a hablar de una mujer. Danai Gurira tiene la piel más bonita que he visto. Fijaos en sus brazos la próxima vez.

#Steroline. Stefan Salvatore & Caroline Forbes. (The Vampire Diaries)

En el episodio piloto, Stefan le dijo a Caroline, que lo suyo nunca iba a suceder, aunque ella lo tenía clarísimo, y dijo aquello de que estaban planeando una boda en Junio. Y en el penúltimo episodio de la serie, se casaban, en Junio, recordando todas esas frases que se dijeron a la largo de su historia.

La verdad es que Caroline se lió con todos los personajes masculinos de la serie, excepto Jeremy y Enzo. Empezó con Damon (que la convirtió), siguió con Matt, luego Tyler con quien estuvo una buena temporada, hasta que se cruzó Klaus en sus caminos (hay quien dice que puede haber futuro para estos dos en la última temporada de Los Originales). Pero Stefan acabaría por ser el amor de su vida. De la amistad al más profundo de los amores. Lástima que duraran tan poquito tiempo casados.

#Stydia. Stiles Stalinski & Lydia Martin. (Teen Wolf)

No sé cuántas veces lo habré dicho ya. Dylan O’Brien me parece el mejor actor de su generación. Es el típico chico del que me habría enamorado en mi adolescencia. Puede ser un chaval torpe y despistado, ese mismo chico poseído por un espíritu maligno, puede ser un asesino guiado por la venganza, o u superviviente post apocalíptico, entre otras cosas.

El hecho de que haya estado enamorado de Lydia (y sus labios) durante cinco temporadas, aguantando carros y carretas (bueno, Malia ayudó un poco a que la cosa fuera más fácil) y que hayan tenido que pasarse media temporada (la otra media hubieran podido ahorrársela) esperando para que ella le contestara a ese “recuerda que te quiero”, hizo que el beso en el gimnasio fuera verdaderamente mágico.

Bonus track. Dean Winchester & Lisa Braden. (Supernatural)

No me puedo creer, que con lo que les gusta a los americanos un “nombrecito”, nadie haya buscado un “ship name” a la relación que mantuvo Dean con Lisa, la madre de Ben (que yo aún sigo pensando que es hijo suyo). Cuando Samdescendió a los infiernos, para librarse de Lucifer, Dean fue a buscar a Lisa, una mujer que le quería y le entendía, y de la que, de verdad, se enamoró. Durante un año estuvieron viviendo juntos, criando a Ben, como el padre que él habría querido tener.

Per, estaba claro que, aunque el trabajo en la construcción se le daba bien, no era lo suyo, y en cuanto el “desalmado” Sam, vino a buscarle, le faltó el tiempo par dejar. Al principio intentó mantener las dos cosas, pero al final quedó claro que era imposible. Cuando Crowley (cuánto le echo de menos) y Castiel (malos) utilizaron a Lisa y Ben para llegar a Dean, algo que a ella le costó la vida, el mayor de los Winchester consiguió del ángel dos cosas. Una que ella volviera del coma en el que estaba, y otra que madre e hijo le olvidaran para siempre, como si nunca hubiera estado en sus vidas. Una de las escenas que más me han hecho llorar de la historia de la serie (cada vez que la veo). Y hay unas cuantas.

Publicado en comicconspain.com

No Comments

Leave a Comment