Cartas de amor

ociozine

El mundo cambió con Netflix. Desde aquel video club de California, que inventó la suscripción mensual de dvds, al día de hoy, en el que una de sus películas de producción propia ha sido nominada al Oscar a la mejor película, y a otras nueve estatuillas más (y que se estrenó en cines por este motivo, que no os engañen, no fue por la calidad de la pantalla grande). Y es que las producciones de Netflix, tanto series como películas, arrasan. Y de una película de Netflix os voy a hablar hoy. De la peli, y de los libros en los que está basada

A todos los chicos de los que me enamoré (que en inglés parafrasea a aquella canción que Willie Nelson grabó con Julio Iglesias, allá por los ochenta) es la historia de Lara Jean, una adolescente enamoradiza e insegura, y de cómo va a cambiar su vida por accidente. Es la hermana mediana de tres chicas, que han sido criadas por su padre ginecólogo (americano). Su madre (coreana) falleció de un trágico accidente doméstico, cuando la pequeña de las tres era apenas un bebé. La verdad es que, entre todos, no lo han hecho mal. Las tres son unas chicas más o menos equilibradas, teniendo en cuenta que la mayor, Margot tiene solo 18 años, Lara jean tiene 16, y la pequeña Kitty tiene 11 (9 en el libro).

Lara Jean ha estado “enamorada” cinco veces en toda su vida. Un chico que conoció en un campamento, otro en una actividad extra escolar, un compañero de instituto. Y Peter y Josh. Peter es el guapo del colegio. Es el novio de la chica más “popular” del instituto, que hubo una época que era su mejor amiga. Ahora Gen odia a Lara Jean. Y Josh es Josh. El chico perfecto. Su vecino, su mejor amigo, el único que la comprende, con el comparte todo. También es el novio de su hermana.

ociozine

Nuestra romántica adolescente tiene por costumbre escribir una carta de amor a cada chico del que se enamora. Las cinco cartas, con su sobre y su direccion, (pero sin sello) están guardadas en una bonita caja que le regaló su madre, escondidas en su armario, a buen recaudo. Pero, nadie sabe muy bien cómo, esas cartas acaban en el correo, y, en manos de sus destinatarios. ¡Horror!

En lo que se refiere al resto de los chicos, todo quedaría en una simple (por llamarlo de alguna manera) humillación. Pero Josh… Josh y Margot no pueden enterarse de sus sentimientos. Aunque ella esté estudiando en Escocia, y haya roto con él. Sería una traición entre hermanas, y eso es inconcebible. Lara jean necesita una solución. Y va a llegar en la forma del guapísimo Peter, al que acaba de dejar Gen, por un universitario. Si la gente piensa que Peter y Lara Jean son novios, ella podrá decirle a Josh que hace mucho que ya no siente nada por él, y Peter podrá poner celosa a Gen, y que esta vuelva con él. Parece un plan perfecto. Win-win, que dicen los americanos. Pero todo, siempre, se complica.

La trilogía escrita por Jenny Han, (A todos los chicos de los que me enamoré; PD, Todavía te quiero; y Para Siempre Lara Jean) se convirtieron en una película protagonizada por Lana Condor Noah Centineo, el nuevo y guapísimo joven de moda, con varias películas a punto de estrenar, entre ellas la nueva Los Ángeles de Charlie (con, la espantosa Kristen Stewart como uno de los ángeles), y la segunda parte de esta, que ya ha sido confirmada por Netflix, y que se estrenará en una fecha por determinar a lo largo de este año.

Muy recomendable para jovencitas enamoradizas, para neoadolescentes cuarentañeras (ejem), y para fans de autoras como Sarah Dessen. Como siempre, los libros son mejores que la peli, pero Centeno merece la pena. Como habréis imaginado, está disponible en Netflix.

Publicado en Tribuna de Ávila

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te pueden interesar