El mayordomo es el culpable

Batman y Superman son dos personajes de los que queremos saberlo todo. Así que no nos conformamos con ellos, tenemos que enterarnos de todo lo que tenga que ver con su pasado. Con Superman viajamos a un pasado muy lejano, el del abuelo de Kal-El, de la mano de Krypton, serie que ha sido cancelada después de su mediocre segunda temporada, que se ve más mediocre aún en comparación con la primera. Lástima, porque al principio parecía que podría haber tenido futuro.

Mucho aprendimos de Bruce Wayne en Gotham. Aquella serie oscura y atemporal, en la que conocimos a todos los aliados, y sobre todo, a todos los enemigos de Bruce Wayne. Pero Batman es Bruce Wayne y sus “circunstancias». Estamos empezando a conocer lado más oscuro del Caballero Oscuro, a través de los ojos de Dick Grayson, su hijo adoptivo, que abandona Gotham y su papel como Robin en Titans (qué serie más buena, en serio, en mi top ten sin ninguna duda). Pero nos faltaba un elemento fundamental en la leyenda millonario superhéroe. Su fiel Alfred.

Todos sabemos que Alfred Pennyworth tiene un pasado, del que hemos ido sabiendo cosas a lo largo de los años, en diferentes películas y sobre todo, en Gotham, con el magnífico Sean Pertwee (cómics aparte, claro). Pero, por fin, vamos a conocer el largo camino que convirtió al soldado británico en mano derecha (izquierda, ojos y pies) de la familia Wayne.

La serie es elegante y misteriosa, como el propio Alfred. Los actores son poco conocidos pero muy solventes, Jack Bannon, Ben Aldridge, Hainsley Lloyd Bennett y Ryan Fletcher entre otros.  La historia de una sociedad secreta, escondida en las altas esferas inglesas, está impecablemente hilvanada. La música, que mezcla perfectamente canciones de la época, con adaptaciones de otras mucho más modernas. Nada menos que un 8 en IMDb.

Y entonces ¿por qué a mi no me ha enganchado? Tengo una teoría: es demasiado similar a Agente Carter, la única serie (normal) de la factoría Marvel que no he conseguido terminar. Incluso el parecido físico entre Jack Bannon y Dominic Cooper (a primera vista no se aprecia, pero en cuanto le veáis moverse, os daréis cuenta. Ojos más exigentes que los míos están de acuerdo) hace inevitable la comparación entre ambas series.

Pennyworth se estrena en Starzplay España (un servicio de suscripción como Netflix o HBO, pero poco conocido aún), el próximo 25 de octubre.

Publicado en Tribuna de Ávila

¡Maggie is back!

¡Y ganó Juego de Tonos!

En el país de las hadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te pueden interesar

A %d blogueros les gusta esto: