El amor en tiempos del coronavirus

A estas alturas os habréis dado cuenta de que lo único que me gusta casi tanto como las series de fantasía, con historia de amor y un tipo guapo, (por lo menos), son las historias de amor con un tipo guapo, (por lo menos), y final feliz.

Y si vosotros no os habéis dado cuenta, el Big Data, sí. No es de extrañar que las plataformas me recomienden siempre lo mismo. Es así como llegué a conocer Modern Love. Una serie de episodios cortos (media horita), e independientes, de historias de amor, que aunque modernas, no pasan de moda. Nostalgia, arrepentimiento, celos, son sentimientos que nunca cambiarán; da igual que aquellos que los sientan se hayan conocido en un supermercado o vía Tinder.

La serie está protagonizada por actores muy conocidos, como Jane Alexander, Tina Fey, Andy Garcia, Anne Hathaway, Dev Patel o John Slattery, entre otros. Y está basada en las historias de amor publicadas en la columna homónima del New York Times, que co-produce junto a Amazon Studios. Los finales son bastante felices, pero no nos vamos a engañar, no rezuman almíbar.

Si lo que buscáis es azúcar, tengo algo para vosotros. Good Witch. 9 de cada 10 dentistas recomiendan que no veáis esta serie. (Lo confieso, es otro de mis placeres muy pero que muy culpables). Good Witch es una serie nacida a partir de una saga de películas del canal Hallmark Channel (Hallmark son los responsables de las tarjetas cursis de fotos de amaneceres y frases ñoñas que tanto nos gustaban en los ochenta).

En ella se cuenta la historia de una bruja viuda (bruja buena, pero bruja al fin) dueña de una tienda de regalos y de un maravilloso Hotel Rural, a la que todo el mundo adora, que vive con su hija (bruja adolescente) y su suegro, y de su nuevo vecino, el exitoso médico neoyorkino, que abandona el mundanal ruido, para sacar a su hijo (adolescente) de problemas y tentaciones, para convertirse en el nuevo y guapo médico rural. Toda la galería de personajes, la dueña del bistrot, la alcaldesa, o la prima bruja y florista, parecen salidas de la pluma de la bisabuela de Lady Di.

Está protagonizada por Catherine Bell, a la que conocimos como la abogada militar de JAG, la serie de la que nació NCIS (la serie con más audiencia de la televisión americana, aunque no os lo creáis), y James Denton, el Mike Delfino de Mujeres Desesperadas. Si decidís verla, que sea bajo vuestra responsabilidad. Está en Netflix.

PD: Espero que vosotros, y don Gabriel, me perdonéis por el título del post de hoy. Me lo habían puesto a huevo.

Publicado en Tribuna de Ávila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te pueden interesar

A %d blogueros les gusta esto: