Definitivamente, Chris está en racha.

Recapitulemos: Volvió a ser Kai Parker, mi villano favorito, junto a Negan, en dos episodios, al menos, de Legacies.

Volvió a ser Mon-El en el peor episodio centenario de la historia, epílogo de un cúmulo de despropósitos y maltrato a una de las historias de amor que más fans ha arrastrado. (Vamos, que he eliminado Supergirl de mi TV Time, aunque eso es otra historia)

Va a poner la voz a He-Man en la multiestelar nueva serie animada de Masters of the Universe.

Y también va a protagonizar uno de los reboots más esperados, el de Thirtysomething.

Pero, el papel más importante de todos… ¡Va a ser papá! Enhorabuena Chris Wood y Melissa Benoist.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te pueden interesar

A %d blogueros les gusta esto: