Contando los dias para Mandalorian

ociozine

Los fans de Star Wars llevan algunos años (concretamente desde la compra de la franquicia por parte de Disney) muy enfadados con el gigante audiovisual. Aunque no han convertido al ratón Mickey en un droide, bien es cierto que han hecho algunos cambios que no han sido, ni mucho menos, bien recibidos por el fandom. Empezando por el cambio de canon.

¿Que qué es el canon? Como sabéis, la saga de La Guerra de las Galaxias (como lo hemos llamado en nuestro país desde 1978), no se compone solo de las trilogías que más o menos conocemos. Desde los años ochenta hasta nuestros días, han existido novelas gráficas, series de televisión, y videojuegos en los que se tenían lugar ciertos hechos (muchos de ellos no perceptibles al común ojo humano), algunos de los cuales Disney ha decidido cambiar, algo completamente inaceptable. Si a eso le unimos que (excepto Rogue One) las películas estrenadas en la última etapa han dejado bastante que desear (si no contamos a Solo, que es sencillamente un bodrio; ya sabía yo que ese actor no era el adecuado), es de entender el enfado de los seguidores de la saga con la casa de Mickey Mouse (y no me refiero al programa infantil).

ociozine

Ahora llegan nuevas series, y tampoco lo hacen ordenadamente. Veamos. Si hablamos cronológicamente por acontecimientos, (y no por fecha de estreno), Todo empieza con el Episodio I: La Amenaza Fantasma. La película en la que conocimos a Anakin Skywalker, como un niño rubio y adorable, que se enamora platónicamente de la Reina Amidala, algo mayor que él. Luego llegó el Episodio II: El Ataque de los Clones, cuando Anakin y Amidala consuman su amor, y en vez de pelar la pava, pelan peras extraterrestres. Entre el episodio II y el III tenemos la serie animada The Clone Wars, para cerrar etapa con el Episodio III: La venganza de los Sith, en el que Anakin se convierte en Darth Vader, y Amidala da a luz a los mellizos que se criarán por separado.

En el intervalo de tiempo hasta llegar a “La Guerra de las Galaxias» (es decir, el episodio IV: Una Nueva Esperanza) hay que ubicar el bodrio, o (Han) Solo, la serie biográfica de Obi-Wan Kenobi (que protagonizará Ewan McGregor, retomando el papel), Star Wars Rebels (otra serie de animación) y Cassian Andor, otra serie que nos presentará al protagonista de Rogue One, que es justo la última película, antes de que lleguemos al Episodio IV, el Episodio V (El Imperio Contraataca) y el episodio VI (El Retorno del Jedi). El hecho de que en el organigrama de Disney no aparezca la serie de los Ewoks de los años ochenta, no sé si es por cambio de canon o un despiste voluntario.

Y justo entre el Episodio VI y la última trilogía El Despertar de la Fuerza,  El último Jedi, y El Ascenso de Skywalker (que está a puntito de estrenarse) y las dos series que transcurren en ese tiempo (Star Wars Resistance y Galaxy’s Edge) se encuentra The Mandalorian. En emisión actualmente. Pero no os hagáis ilusiones. A España no llegará hasta el 31 de marzo de 2020, fecha en la que se estrenará la plataforma Disney+ en nuestro país, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia.

Y yo me pregunto. En esta época de globalización, ¿ha sido inteligente por parte de Disney estrenar una serie que no está disponible en medio mundo, cuando todos hemos recibido, al menos, un meme con el bebé Yoda? En una era en la que si no ves una serie o una película antes que tus amigos, puedes estar seguro de que te la van a destripar (spoilear) a no ser que te encierres en tu casa, y apagues todos los dispositivos que tengas conectados a Internet, incluida la nevera, es justo que nos hagan esperar cuatro meses?

ociozine

Mandalorian es una serie protagonizada por Pedro Pascal al que conocimos como Oberyn Martell en Juego de Tronos, o Javier Peña en Narcos. Aunque bien podría ser cualquiera porque los Mandalorianos no se quitan nunca el casco. Entre el cast encontramos nombres como Omid Abtahi (American Gods), Nick Nolte (no necesita presentación), Emily Swallow (la hermana del mismísimo Dios), o Ming Na Wen, que es una leyenda Disney (literalmente), puesto que es Mu-Lan (la voz, claro), la Agente May de Agents of Shield, y ahora va a interpretar a Fennec Shand (una asesina a sueldo), lo cual se ha convertido en una de las mayores alegrías de su vida, ya que (los que la seguimos hace años ya lo sabíamos) es una fan total de Star Wars, (de las buenas, de las de pijama con motivos incluido) y este papel ha supuesto para ella un “nerdgasm” (nerd es como llaman los americanos a lo que nosotros llamamos frikis.

Pero el auténtico protagonista de la serie es el bebé Yoda. El de los memes. ¿Se puede uno enamorar de un personaje en cinco segundos? Os puedo asegurar que sí. De Yoda nunca supimos cuál era su raza o su planeta de origen. Ahora parece el momento de aprenderlo todo.

Ya podéis empezar a pintar palotes en la pared, porque quedan más de 120 días, para que lleguen Mandalorian y el bebé que todo el mundo adora.

Publicado en Tribuna de Ávila 

Condenados

Pañuelos preparados.

La tercera, confirmada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te pueden interesar

¡No puede ser!

Condenados

Pañuelos preparados.

Y aún no se ha estrenado.

A %d blogueros les gusta esto: