Agua para Elefantes

¿Una película sobre circo? Uf, no sé yo…. ¿Protagonizada por Robert Pattinson? Haber empezado por ahí.

Basada en la novela homónima de Sara Gruen y dirigida por Francis Lawrence, Agua para elefantes cuenta la historia de Jacob Jankowski (las muy fans entenderán la ironía de que Rob interprete a un Jacob), un estudiante de veterinaria cuyos padres (inmigrantes polacos) mueren en un accidente de tráfico el día de su examen final.

Sin dinero, en plena depresión, -corre el año 1931-, y sin familia, decide ir a una gran ciudad a buscarse la vida. De camino a su futuro encuentra un tren y se cuela de polizón. No es un tren cualquiera, es el transporte de un circo, y en él hay animales que cuidar. Su vida parece que va a cambiar.

El propietario del circo es August (Christopher Waltz) un cruel jefe de pista casado, cómo no, con la guapísima estrella del show, la amazona Marlena, (Reese Witherspoon). El negocio va muy mal, y para intentar atraer más público compran a un circo en quiebra una simpática elefanta a la que le encanta el Whisky (en plena ley seca), como número principal. Jacob deberá ser su domador (y, de paso, deberá salvar a la “pequeña” Rosie de la brutalidad de su dueño). También deberá intentar no enamorarse de Marlena, y que ella no se enamore de él. Aunque eso va a resultar difícil.

No puedo decir si el guión es fiel o no al libro en que se basa, puesto que, siempre que puedo, procuro ver primero la película, para no llevarme berrinches innecesarios con las adaptaciones cinematográficas, pero con echar un vistazo a las notas de producción sabes que, por ejemplo, el personaje de August es una fusión de dos (el dueño del circo y el marido de Marlena, que en el libro no son una misma persona), así que crucemos los dedos para que los fans del libro no se sientan decepcionados. A mi, la película como historia independiente me ha enganchado, a pesar de lo poco que me gusta el circo.

Resultado de imagen de agua para elefantes

Pattinson continúa hierático, (no creo que lo suyo vaya a cambiar), pero al menos se le ve reír con ganas, algo a lo que no nos tiene acostumbrados, y llorar con sentimiento. Todos a los que, como a mi, os gusten los animales, os vais a encontrar por momentos al borde de la lágrima, si alguna no se escapa.

Waltz es un buenísimo actor, mucho más expresivo, pero que siempre interpreta el mismo papel. Si en vez de vestirse de jefe de pista hubiera llevado un uniforme nazi, habríamos creído que seguíamos viendo Malditos bastardos.

Las chicas de la película están espectaculares, la humana Witherspoon, tan guapa como siempre, y Tai, la veterana elefanta que interpreta a Rosie, ha enamorado a todo el cast, sobre todo a su compañera de reparto. Sufres con ella cada golpe que recibe, pero que nadie se preocupe, que durante el rodaje no sufrió daño alguno, ni ella ni ningún otro animal del cast, de eso se encargó el Departamento de Seguridad de la American Humane Association, presente en todo el rodaje.

Yo siempre soy muy comercial, me gusta ir al cine y disfrutar durante dos horas de una historia que me haga soñar; si además está en ella uno de mis favoritos, mejor que mejor. Si piensas como yo, esta es tu película.

Nota para fans: Rob está guapísimo. Lástima que presente la película en Barcelona y me lo tenga que perder.

 

No Comments

Leave a Comment